Calmemos ánimos y pensemos en lo mucho que tenemos cada uno.
Editorial: Pandemias y cambio climático es un cóctel demasiado duro que debemos desterrar de inmediato la esclavitud terrenal se abolió
Por eso el Gobierno Chino y las grandes multinacionales Americanas, tiene la obligación de contarnos que pasa aquí. Y otros países poderosos y sus gerifaltes también. Virus y el tiempo.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 06/09/2020 - 09:11:17
Dicen los sabios que no hay que ponerse triste con la madre naturaleza porque nunca debemos olvidar que a la vida se viene a perderlo todo. Dejas olvidada la infancia, la juventud, la pubertad, las fechas señaladas.

Editorial: Esta mañana de domingo día 6 de septiembre de 2020 ha amanecido bonito, transparente, claro, especial. El sol acaricia con delicadeza. Si no hubiese hombres y mujeres del tiempo, nadie puede sospechar que mañana lunes se anuncia lluvias copiosas, tormentas de final de verano, borrascas peligrosas, mal tiempo. Parece una broma. Como puede ser que hoy sea un día maravilloso donde se cargan las pilas del optimismo y dentro de una horas una gota fría amenace nuestra integridad y los territorios.

Recuerdo tormentas al final del verano, pero eran muy alejadas en el tiempo. En Manacor, Felanitx, Sant Llorenç, pero no eran tan seguidas. Dicen los sabios que no hay que ponerse triste con la madre naturaleza porque nunca debemos olvidar que a la vida se viene a perderlo todo. Dejas olvidada la infancia, la juventud, la pubertad, las fechas señaladas, pierdes a tus seres queridos, la salud y un día te vas tu. La muerte es parte de la vida, eso se sabe. Pero que hoy sea tan bonita y mañana tan amenazante, no se digiere tan fácil de golpe y porrazo.

Lloverá y escampará. Ya lo sabemos. Pasará el virus y volveremos a reír y fundirnos con quienes amamos. Pero todo es un tobogán con montañas y sin mesetas. No hay descanso. Quienes nos gestionan saben mucho.

Hemos visto el viento y la lluvia lo que es capaz de hacer en pocos minutos en la Sierra de la Tramuntana y lo vimos en Sant Llorenç, Artà, Capdepera, Manacor, Son Servera, donde además de los daños perdimos muchas personas que eran muy queridas para nosotros. Estoy aquí sentado en el campo (Fora Vila) miro al horizonte y pienso que es una broma de mal gusto que me anuncien con total firmeza que mañana lunes 7 se septiembre y hasta el jueves día 10, tenemos que tener mucho cuidado porque lo que viene es grande.

En Mallorca se nos está sometiendo a muchas pruebas. Si hay algún director supremo, debe parar de tanta fatalidad. No lo merecemos. Nos han confinado, quitado nuestra libertad. Hemos perdido nuestro trabajo. Se anuncian vacunas lejanas y de países que no son de fiar. El virus es un mutante que no da respiro. Llegan las tormentas. No podemos abrazar a quienes queremos. Nos han quitado el presente, el futuro. Es mucho castigo en tan poco tiempo. No podemos asimilar tanto despropósito. Ahora entiendo aquella frase en redes sociales de un científico que decía, si pillo a quién inventó el virus, lo destripo, malnacido.

Lloverá y escampará. Ya lo sabemos. Pasará el virus y volveremos a reír y fundirnos con quienes amamos. Pero todo es un tobogán con montañas y sin mesetas. No hay descanso. Quienes nos gestionan saben mucho de lo que viene y nos lo cuentas por fases. No entiendo como si hacemos lo que nos dicen hace tantos meses, estamos tan jodidos. Miro el sol y me olvido de la mascarilla, las distancias, las tormentas, pero todo está ahí al acecho, sin anestesia. Que hemos hecho para merecer esta plaga tan virulenta.

Calmemos ánimos y pensemos en lo mucho que tenemos cada uno. Eso no nos lo pueden quitar. Pero vuelvo a los caprichos de la naturaleza y el virus, y pienso que no es casualidad. Hace años que los países reciben el SOS de los expertos, se pide parar el cambio climático, pero no hacen caso. Tenemos dirigentes que no les importa que cuando se vayan no habrá nada. Un desierto sin arena. Quienes se encargan de nuestra gestión les importa un comino el mañana, las generaciones, los peligros, la salud de la humanidad.

Por eso el Gobierno Chino y las grandes multinacionales Americanas, tiene la obligación de contarnos que pasa aquí. Y otros países poderosos y sus gerifaltes también. Resuelta que el cambio climático unido a las pandemias es un cóctel muy peligroso. Estamos en la Tercera Guerra Mundial y aquí los partes de bajas se sumergen en agua. Nos esconden los ataúdes y quienes escampan los bichos. Son plagas en toda regla y no podemos ponerle nombre ni apellidos para la posteridad porque solo piensan en el corto plazo y los que vengan que les zurzan. Así no, los esclavos hace tiempo que dejaron sus cadenas fundidas en libertad. Rafael Gabaldón San Miguel.

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado


1
1
Pedro
Buenas reflexiones!!!